“… El que esté libre de pecado que tire la primera piedra… Tampoco yo te condeno. Vete y no peques más.” del Evangelio según San Juan.

Tablón

"No dejes de visitar el Tablón de Anuncios"

La tumba de María Magdalena



Saint Maximin-La Sainte Baume

Es una ciudad francesa situada en el departamento de Var que se halla en la región francesa de Provenza-Alpes-Costa Azul.

Villa Lata, pequeña aldea galo-romana que, tras la muerte de Saint Maximin, adoptó su nombre, debe su fama, a partir del siglo XIII, al descubrimiento de las tumbas de Saint Maximin y de Santa María Magdalena.

María Magdalena, su hermano Lázaro y Maximino, uno de los setenta y dos discípulos, así como algunos compañeros, viajaron en barca por el Mar Mediterráneo huyendo de las persecuciones en Tierra Santa y desembarcaron finalmente en el lugar llamado Saintes Maries de la Mer, cerca de Arlés. 

Posteriormente, María Magdalena viajó hasta Marsella, desde donde emprendió, supuestamente, la evangelización de Provenza, para después retirarse a una cueva “La Sainte-Baume” en las cercanías de Marsella, donde habría llevado una vida de penitencia durante 30 años. 

Según esta leyenda, cuando llegó la hora de su muerte fue llevada al oratorio de San Maximino, donde recibió la Extrema Unción. Su cuerpo fue sepultado en una cripta en la gruta de la Sainte-Baume construida por Maximino en Villa Lata, conocido desde entonces como Saint Maximin.



Sus reliquias, escondidas en 716, durante la invasión de los sarracenos que devastaron la región, fueron descubiertas en 1279 por Carlos de Anjou quien, sobre las ruinas de la cripta, hizo edificar una basílica y, al lado de la misma, un convento en el que se instalaron unos dominicos como guardianes de las tumbas.



Durante la Revolución francesa, los dominicos fueron expulsados, pero tanto el convento como la basílica quedaron intactas gracias a que estaban regidas por Lucien Bonaparte hermano pequeño de Napoleón. En la Basílica acumuló un gran depósito de víveres para el sustento de los aldeanos, y logró salvar los grandes órganos de la Basílica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada